Hisopos nasofaríngeos son insertados profundo en la nasofaringe y son muy incomodos. Esta prueba tiene que ser realizada por un médico profesional.

Hisopos nasales son insertados en una fosa nasal hasta que haiga resistencia. Esta prueba puede ser realizada por el paciente. No se recomienda que otra persona le realice la prueba al paciente si no es un médico profesional.