Si su hijo/a puede escupir en un vaso si se puede hacer la prueba. Si no pueden entonces recomendamos que se les ordene la prueba nasal. Si el paciente es incapaz de hacérselo entonces deberían ir con su proveedor medico para que ellos le hagan la prueba al paciente para evitar heridas innecesarias.